La primera ola de calor del verano llegará al valle del Guadalquivir el próximo miércoles.

Así lo ha anunciado la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

”Este ascenso térmico es debido a la entrada de aire muy cálido de origen africano junto a las condiciones de estabilidad atmosférica y la fuerte insolación propia de estas fechas”.

Según Aemet, “se superarán los 35ºC en amplias zonas del interior peninsular; incluso es bastante probable que se alcancen o superen los 40ºC en áreas del centro, interior de la mitad sur y cuadrante nordeste. En las zonas litorales, debido a la influencia marítima, las temperaturas no llegarán a alcanzar valores tan altos”.

”Los valles del Ebro, Tajo, Guadiana y Guadalquivir serán las zonas más afectadas por este episodio de calor, donde los valores térmicos podrían alcanzar o incluso superar los 42ºC en algunos puntos. La mayor probabilidad de que se superen los 42 ºC de forma bastante generalizada corresponde al valle del Ebro durante el jueves, viernes y sábado”, añade.

”Debido a la intensidad y duración del episodio, esta situación será calificada como ola de calor emitiéndose el correspondiente aviso especial en los próximos días”.