Para que el Puente del Centenario deje de ser una ratonera por la densidad de tráfico que soporta, el Ministerio de Fomento está ejecutando la obra de ampliación del mismo. El objeto es ensanchar el citado puente que pasará de tener cuatro carriles más el reversible, a tener seis carriles.

Para ello se están preparando unos desvíos provisionales. Pues bien, el presidente de la Autoridad Portuaria de Sevilla, Rafael Carmona, ha explicado que estos desvíos atravesarán la zona portuaria y que una vez finalizadas las obras del puente del Centenario, pasarán a formar parte del viario interno del puerto de Sevilla.

Esto, además de aliviar el tráfico, supondrá una ventaja para la operativa del puerto que tendrá conexión directa con la SE-30 y la SE-40”. Es decir, se podrá  acceder al puerto de Sevilla sin necesidad de pasar por el puente del Centenario lo que a todas luces es una buena noticia.

Los desvíos proyectados enlazarán, por un lado, la SE-30 con el puerto oeste en la carretera de la Esclusa y, por otro, la SE-40 con el puerto sur en la Dársena del Cuarto. Cabe destacar que el tramo entre Dos Hermanas y Alcalá se acaba de poner en servicio.

Puerto de Sevilla, esclusa, autoridad portuaria

Rafael Carmona y Lucrecio Fernández

 

Mientras, se trabaja en la firma de un “convenio interadministrativo” que recoja cómo ordenar la circulación que la obra sea rápida y tenga la menor incidencia posible en la ciudad y el puerto. No hay que olvidar, que el tráfico portuario presenta unas características peculiares como la carga de grandes estructuras, vehículos pesados y de grandes dimensiones, traslado de maquinaría…, por eso, los desvíos previstos para el puerto deben tener presente la seguridad de la circulación para la ciudad y la actividad portuaria.

[themoneytizer id=»35774-19″]

Una buena noticia para todos, para el tráfico, por el alivio que supone en la circulación y para el puerto, cuyo acceso será más ágil que la pesadilla del Puente del Centenario. 🧜‍♀️⚓️