El Ministerio de Hacienda ha autorizado la ampliación del espacio portuario Zona Franca de Sevilla. A partir de que concluya el vallado, la zona libre de impuestos interna abarcará hasta el polígono Astilleros.

Tras solicitarse en junio de 2017, el pasado 15 de mayo el Ministerio de Hacienda autorizó la ampliación de la zona franca de Sevilla que ahora incluirá al polígono Astilleros.

Esta ampliación de este recinto incluirá a las empresas metalúrgicas que ya operan en las instalaciones de los antiguos astilleros en la Zona Franca. De este modo, estas fábricas se sumarán a las seis empresas que ya están sitas en la actual zona franca.  El nuevo perímetro facilitará las empresas comercializar entre ellas con más agilidad ya que las ventajas de la Zona Franca es que en su interior hay exenciones fiscales.

Zona Franca Sevilla

📷 ZonaFrancaSevilla.com

Según la orden ministerial, esta la ampliación entrará en funcionamiento en cuanto que se haya completado el cierre perimetral.

Alfredo Sánchez-Monteseirín, delegado especial del Estado para la Zona Franca de Sevilla asegura que esta autorización supone ” un salto de gran envergadura no solo cuantitativo  sino cualitativo en beneficio de la economía productiva. Sin la ampliación lograda, la Zona Franca no resultaba viable y estaba condenada al cierre”. “Supondrá un beneficio mayúsculo para las empresas ubicadas en estos parques industriales y para las nuevas que se incorporen al recinto».

Ciertamente, todo lo que sea incentivar y facilitar la implantación de empresas en Sevilla es bienvenido. El tejido industrial de la zona se potenciará diversificando el desarrollo económico de la ciudad ya que, previsiblemente, estas empresas atraerán a otras. Así, Sevilla ampliará su motor económico y dejará de depender exclusivamente del turismo como fuente principal de ingresos.